¿Qué hacer cuando me encuentro una camada de gatitos?


Son muchos los avisos que nos llegan, y que comienzan por "hay una camada de gatitos solos en... "


Muchas veces por desconocimiento y queriendo ayudar, los humanos, sentenciamos a los cachorros y a sus madres a un final fatal.


Por eso, hoy os explicamos como actuar en caso de encontrar una camada de gatitos, a través de los errores más comunes.


1- LA MADRE LOS HA ABANDONADO


Un error común, es dar por sentado que la madre los ha abandonado, y coger a los gatos.

Las madres buscan un lugar " seguro" para dejar a sus crías, mientras salen a buscar comida. Por esto, lo gatos permanecen solos por periodos de tiempo, esto no significa que estén abandonados.


2 - PONERLES UNA MANTITA


Nos encontramos muchos casos en que se les en ponen una mantita, para reguardarlos.

Aunque la tela esté lavada, lleva un olor adherido, que no le gustará a la madre y provocará que los aborrezca y abandone. Aunque se manipule a los gatos con guantes, seguramente causará el mismo efecto.


3- TOCARLOS


Al igual que el caso de arriba, en el momento en que la madre note un olor extraño en sus cachorros, su instinto le hará abandonarlos.


4- QUEDARSE CERCA DE ELLOS


Puede que la madre haya regresado, pero esté escondida porque tiene miedo cuando hay personas cerca. Para ella representas una amenaza .


CONSECUENCIAS DE COGER LOS GATITOS


Los cachorros son muy vulnerables y es muy difícil que salgan adelante sin su madre. La persona "nodriza" que se encargue de ellos, deberá alimentarle cada dos/ tres horas ininterrumpidamente, por varias semanas. Después del alimento, habrá de estimularles para que hagan sus necesidades, cada vez. El mínimo error, puede terminar mal.


La gata madre, al no haber terminado su periodo de lactancia puede sufrir una mastitis, y al encontrarse en una calle, no podrá ser tratada.


COMO PROCEDER


Si encuentras una camada de gatitos, y no ves a la madre con ellos, espera a una distancia suficiente para que no representes una amenaza para su madre y se sienta libre de reunirse con sus cachorros. Dale un intervalo de tres horas, que es el tiempo en que necesitarán ser alimentados.


Si quieres ayudar poniendo una mantita, ponla en un lugar cercano y sobretodo seguro. Es mejor, si además pones un refugio. La madre cambiará a los gatitos por si misma, si el lugar le parece adecuado, y no importará que la manta tenga un olor adherido, pues será ella quien decida moverlos y acepte ese olor. También puedes poner comida y agua cerca, para que la madre no tenga que ausentarse en busca de alimento.


Si has esperado con la distancia suficiente para no ser advertido por la madre, han pasado más de tres horas y la madre no ha vuelto, entonces es tiempo de actuar.


No lleves a los gatos a un CPA, ni llames a un servicio de recogida del ayuntamiento, pues no podrán atenderlos 24h como necesitan.


Busca una asociación protectora, o una persona que tenga mucha experiencia con lactantes, si no has encontrado a nadie y no tienes más remedio que hacerlo tú, asesórate con tu veterinario sobre como cuidarlos y sigue sus pautas cuidadosamente.

Compra leche especial para lactantes y si no has conseguido que coman, o que hagan sus necesidades después de comer, llévalos al veterinario. Las horas de alimentación no pueden saltarse, y eso incluye las madrugadas.


Cuando los gatos tengan más de un mes y medio y ya se valgan por si mismos, es el momento de buscarles un hogar. NO LOS REGALES. Son vidas de las que te has hecho responsable, y si acaban en malas manos, de nada habrá servido.


Nuevamente, busca una protectora que te ayude a encontrar una adopción responsable, para que los gatitos vivan felices en un hogar que nunca los abandone.


Y recuerda, si quieres un gato, adopta. Habrás salvado una vida que lo necesita.





419 vistas
  • Facebook Social Icon

Síguenos en Facebook

  • Icono social Instagram

síguenos en Instagram